La mala fama de la cafeína

la-mala-fama-de-la-cafeina-1920

19 May La mala fama de la cafeína

La cafeína se descubrió en el año 1819 por el químico alemán Friederich Ferdinand Runge. Se trata de una sustancia estimulante presente principalmente en el café, el té, bebidas no alcohólicas (refrescos) y energéticas. Líquidos que tienen gran popularidad debido a su efecto temporal de restauración del nivel de alerta y la eliminación de la somnolencia.

A pesar de la mala fama de la cafeína, si se toma en su justa medida no tiene nada de malo. Una dosis adecuada al día permite:

  • Estimular el sistema nervioso central para reducir el cansancio y la sensación de fatiga. Un adulto debería tomar 3 mg de cafeína por kilo de peso corporal.
  • Mejorar la concentración. Es necesario como mínimo 75 mg de cafeína.

 

Ten en cuenta que hay ciertas personas más sensibles a las bebidas cafeinadas y circunstancias en las que se debe controlar más la cafeína consumida porque:

  • Puede provocar: ansiedad, nerviosismo, insomnio, temblores, taquicardia…
  • Puede crear adicción.
  • Suele ser desaconsejable en personas con alteraciones cardiovasculares graves.
  • Puede aumentar los niveles de glucosa en sangre en personas diabéticas.
  • Se debe moderar su ingesta cuando existe hipertensión.
  • No deben superarse más de 200 mg al día durante el embarazo.
  • Se debe controlar la toma en los niños.

 

Fuente: OCU

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies